Después del duelo por una pareja: ¿Y si me vuelvo a enamorar?

Sara Losantos, psicóloga de FMLC

 

© MalagónLa cuarta tarea del duelo, según Worden, nos habla de recolocar emocionalmente a la persona querida que ha fallecido y seguir viviendo.

Históricamente, las conclusiones de los estudios sobre duelo se obtenían de estadísticas de mujeres viudas procedentes de Estados Unidos, por lo que gran parte de las cosas que sabemos acerca del duelo están mediadas por este factor.

Esto también implica que se interpretara esta tarea como la necesidad de volver a amar y a enamorarse para considerar el duelo concluido. A día de hoy, entendemos que esto es falso.

¿Podré volver a enamorarme de nuevo tras el duelo?

En primer lugar, es falso porque la muerte de la pareja no es la única que nos encontramos en la terapia de duelo. Y en segundo lugar, porque no consideramos que sea imprescindible encontrar pareja para superar el duelo. Hemos encontrados varias razones que justifican esta postura:

  • ● No existe una ley universal válida para todo el mundo, de hecho, hay personas a quienes este planteamiento (la posibilidad de volver a enamorarse tras perder a su pareja) les parece casi ofensivo.
  • ● No es esencial vivir en pareja para ser feliz.
  • ● No siempre es fácil encontrar pareja, de modo que si ése fuera el criterio para dar el alta, por ejemplo, la terapia podría prolongarse fácilmente durante años o incluso no finalizar nunca.

En cualquier caso, no es criterio clínico para dar por elaborado un duelo.

El duelo por la pérdida del amor

A la consulta también acuden personas que han perdido a su pareja y que se plantean si podrán volver a amar y, en cualquier caso, si podrán volver a sentir lo mismo. En algunos de estos casos, lo que predomina es el miedo a no poder volver a sentir todo lo que el amor trae consigo. En otras ocasiones, la emoción que predomina es el sentimiento de culpa, como si volver a amar a alguien fuera una traición o una infidelidad.

Socialmente existe una penalización para quien rehace su vida. No es que sea algo explícito, ni tampoco algo universalmente aceptado, pero es verdad que en algunos círculos se ve como poco honorable y, en cualquier caso, existe la idea de que hay un tiempo prudencial durante el cual se debe “guardar” luto y “honrar la memoria del/la difunto/a”. En ese tiempo se considera inadecuado iniciar una relación sentimental, aunque no existe una definición clara de cuánto dura ese tiempo.

Cuándo saber que se ha superado el duelo por un cónyuge

En cuanto al miedo a poder volver a amar, se produce una comparación con la pareja fallecida que es casi inevitable. Las expectativas depositadas sobre una posible futura relación dificultan encontrar pareja y, además, en comparación con la persona fallecida es casi imposible salir ganando, porque tendemos a idealizar al ser querido que hemos perdido.

En caso de que transcurra el tiempo y no se encuentre una pareja, estaríamos ante una nueva pérdida y un nuevo proceso de duelo: el dolor que se añade a la imposibilidad de volver sentir el amor de una pareja. En cualquier caso, cuando la persona tiene miedo a no poder volver a amar, podemos entender que el doliente ya está en contacto con la vida, con dificultades o no, pero ya ha dejado atrás el momento de dolor intenso por la muerte de su pareja, por lo que podríamos decir que está prácticamente de alta, implicado en asuntos que tienen mucho que ver con la vida.

El duelo y el sentimiento de culpa

En cuanto a la culpa que experimentan quienes empiezan a sentir la necesidad de tener pareja, o incluso quienes ya la han encontrado, no existe una fórmula mágica que les permita librarse de esa sensación, aunque es importante explorar las ideas que se tienen al respecto y poder contrastarlas de una manera más objetiva, preguntando a conocidos qué opinión les merece, planteándose qué opinarían si le pasara a otro.

Hay que dejar espacio para atender esa culpa hasta que ésta vaya difuminándose, o pese más la necesidad de estar en pareja que la culpa. En cualquier caso, cuando durante la terapia surgen estas cuestiones, son signo de que el proceso de duelo está finalizando.

Todas estas claves pretenden servir de orientación a las personas que han sufrido la pérdida de un ser querido o intentan ayudar a una persona doliente de su entorno. Para saber más o para solicitar ayuda gratuita, no dude en consultar nuestra página web:

 www. fundacionmlc.org

5 comentarios para “Después del duelo por una pareja: ¿Y si me vuelvo a enamorar?”

  1. Manejo del Duelo

    Lo importante es darnos el tiempo para curar las heridas y no querer ocultar este duelo con otra persona. Excelente artículo. Saludos

  2. Juana Matas Sabater

    Hace 3 srmanas que me he quedado viuda.

    • FMLC

      Querida Juana:
      Siento mucho tu reciente pérdida. El duelo es un proceso duro y lo que lo caracteriza es el dolor. Aun así, estamos preparados para afrontarlo. Llorarlo, expresarlo y tener paciencia son las claves para poder elaborarlo.
      Si tienes alguna duda concreta, escríbenos.
      Un abrazo,

      Pilar Pastor
      Psicóloga FMLC

  3. Manuel

    Hola:

    Hace seis meses (febrero 2015), inicié una relación con una excelente mujer viuda desde hace siete años. A lo largo de estos meses, ella ha tenido varias “crisis” debido a los múltiples factores aquí ya comentados. Para empezar, todo esto es nuevo para ella, pues desde la pérdida de su marido, no mantuvo relación alguna, por lo que, en lo que a mí respecta, yo seria su primera pareja desde el fallecimiento de éste. En resumen, y para no extenderme en detalles, tras superar (ella) algunas trabas por parte de la familia, parecia que la relación iba ya encarrilada por buen camino; esto es; me presenta a su hija, nietas, amigos de su círculo, etc, y todo estupendamente bien, hasta que, (hace unos diez dias) en una boda de un miembror por parte de la familia del fallecido, la increpan con la siguiente, tremenda, capciosa y egoista pregunta: (cito textualmente) …”bueno suponemos que seguirás sin pareja no…?. Particularmente a mí esto me parece terrible; cuanto menos retrógrado y egoista..!!
    Desde entonces y, tras una charla que mantuvimos hace una semana, en la que ella me manifestaba su profunda indecisión y que estaba hecha un lío, me expresa que considera la necesida de darse un tiempo, para saber si me quiere lo suficiente como para enfrentarse a la familia; familia que, por otro lado, es la del marido.
    En fin, yo estoy destrozado ya que la quiero con todo mi corazón y estoy profundamente enamorado de ella.
    Llevo siete dias respetando su silencio, porque creo que lo necesita , pero la espera me consume y me debora la impaciencia de tener noticias de ella y/o al menos saber si lo estoy haciendo bien.
    Gracias por la atención
    Un abrazo.

    • FMLC

      Querido Manuel:
      Estás ante una situación muy difícil. Lamentablemente tengo que aconsejarte que sigas respetando “su silencio”. Tú ya has hecho todo lo que estaba en tu mano y le has expresado qué es lo que sientes por ella. Ahora le toca decidir a ella, y resolver el conflicto que le supone enfrentarse a la familia de su marido, reconocer que tiene una relación contigo y darte el espacio que te corresponde. No hay nada que puedas hacer para acelerar ese proceso. Te recomiendo que te armes de paciencia y que busques gente con la que desahogarte y que pueda apoyarte mientras ella se aclara.
      Un abrazo fuerte y mucho ánimo,

      Sara Losantos
      Psicóloga FMLC