Diferentes tipos de tristeza en el duelo

Sara Losantos, psicóloga de FMLC

© Malagón

Ante la pérdida de un ser querido, las personas suelen experimentar sentimientos de tristeza, pero esta tristeza nunca es la misma. Entender y desmenuzar los matices de este sentimiento en cada ocasión ayuda a aliviarla y a hacer que sea menor.

Emociones comunes en el duelo

La tristeza no es la única emoción posible en el duelo, pero sí la más común. Existen muchos tipos distintos de tristeza: podemos hablar de tristeza, pena o nostalgia y cada una de ellas permite explicar una parte diferente de nosotros mismos y de lo que nos está ocurriendo.

Nuestras emociones nos conectan con la realidad y dan información a nuestro entorno y a nosotros mismos acerca de nuestro propio estado. Rechazarlas supone desaprovechar una ventaja adaptativa y una valiosísima guía.

Diferentes tipos de tristeza en duelo

Existe la tristeza vaga, como difusa: es una tristeza a ráfagas, propia de los primeros momentos del duelo. Es una tristeza hecha a jirones, mezclada con aturdimiento. Está demostrado que las lágrimas tienen un efecto calmante sobre nosotros.

También está la tristeza densa como el alquitrán, profunda e impermeable: ésta es propia del duelo traumático o del duelo agudo, cuando la persona ya es plenamente consciente de la pérdida y de todo lo que implica. Es una tristeza hecha de desesperanza, desolación y amargura. Cuando está presente, es cuando el doliente necesita más apoyo. Puede conducir a la depresión si se mantiene en el tiempo y, veces, requiere medicación. Definirla, nombrarla y ponerle coto permite desmenuzarla y atravesarla más fácilmente.

Tristeza y nostalgia

También está la nostalgia, propia del final del duelo. La palabra “nostalgia” procede de la combinación del término griego “nostos” -que significa retorno” y de “algia”, que significa dolor. Implica sentir tristeza por lo que se ha tenido y se ha perdido, alude a la larga odisea de Ulises y está demostrado que fortalece los lazos con el entorno más cercano y propicia un acercamiento y protección de la persona nostálgica.

La nostalgia cumple pues una función social. Es una tristeza más mansa, más sosegada, más tolerable. Distintos tipos de tristeza nos permiten identificar distintos momentos en el duelo y distintas necesidades por parte del doliente.

Aprender a aceptar la tristeza

Mucha gente huye de la tristeza, trata de esquivarla o la vive como algo enfermizo e inapropiado, pero la tristeza cumple una función importante en el duelo, ya que es una emoción que invita al recogimiento, a la introspección y, en definitiva, ayuda a elaborar la despedida.

Frente a una sociedad que tiende a evitar la tristeza, nosotros proponemos lo contrario: definirla, describirla, enfrentarla, convivir con ella, ponerle distintos nombres, añadirle matices, pero no para quedarse anclado a ella ni para perpetuarla, sino para dejarla atrás. Poner límite a la tristeza y nombrarla permite comprender lo que se ha perdido y esto hace el duelo más transitable.

Sentimientos que guían en el duelo

La tristeza es la guía que marca el camino del duelo, iluminando la salida, nos permite saber si estamos optando o no por las decisiones correctas. Sería prácticamente imposible tomar una decisión acertada si careciéramos de emociones, porque como decía Pascal: “El corazón tiene razones que la razón no entiende”.

El respeto a nuestros difuntos no va en el color de la ropa, sino en el interior de cada uno. El duelo es un proceso para el que no existen normas universales y, por lo tanto, tampoco pueden existir normas universales para el luto, porque cada uno entiende el respeto y el dolor a su manera. Cada uno debe encontrar su modo particular de honrar a la persona fallecida, respetarla y dolerse. Y es en la búsqueda de ese modo peculiar de hacer las cosas donde reside el proceso de duelo.

Todas estas claves pretenden servir de orientación a las personas que han sufrido la pérdida de un ser querido o intentan ayudar a una persona doliente de su entorno. Para saber más o para solicitar ayuda psicológica gratuita, no dude en consultar nuestra página web:

   www. fundacionmlc.org

 

Los comentarios están bloqueados.