Trastornos de sueño durante el duelo

Pilar Pastor, psicóloga de FMLC

 

FMLCEl duelo es un proceso complejo y holístico, es decir, involucra todas las áreas del ser humano: emocional, racional, física y espiritual. En el estudio del duelo, nos centramos fundamentalmente en la parte emocional y en la racional, quedando menos atendida la parte física, pero no por ello ésta es menos importante.

Por un lado, el cuerpo manifiesta cómo nos sentimos en su propio lenguaje: durante el duelo son muy frecuentes las sensaciones físicas de todo tipo y debemos atenderlas de igual manera que atendemos la tristeza o la pena. Por otro lado, a nivel fisiológico, el duelo es un proceso de estrés a largo plazo y, ante tal demanda de recursos internos, el sistema inmune se resiente, lo que reafirma la necesidad de autocuidado por parte del doliente.

El duelo y los trastornos de sueño

Una de las afecciones físicas más generales durante el duelo son los cambios y trastornos de sueño. Estos últimos se traducen en la dificultad para conciliar el sueño, los despertares frecuentes y la sensación de poco descanso al despertar. Durante los periodos en los que el individuo atraviesa una experiencia interna abrumadora, como es el caso del duelo, es normal que el sueño se altere en mayor o menor medida.

Un factor importante en la elaboración del duelo es el autocuidado por parte del doliente. A menudo el dolor lleva a que la persona deje de cuidarse, al sentir que todo carece de importancia, pero el sueño y el descanso son fundamentales para la salud física y mental. Aunque durante un periodo de tiempo será normal no poder dormir con la misma calidad, el doliente debe procurarse descanso. El duelo es un proceso que requiere mucha energía interna y, cuanto más descansado esté el doliente, más capacidad de afrontamiento sentirá.

Recomendaciones para ordenar el sueño durante el duelo

Para mantener una calidad y ritmo de sueño suficiente, la recomendación fundamental es respetar una rutina en los horarios del sueño:

  • –  Intentar acostarse y levantarse en un rango de horas similar todos los días y evitar dormir durante el día, aunque poner esta rutina en marcha suponga un esfuerzo tremendo al principio.
  • –  Evitar la cafeína y la teína por las tardes/noches. Estar tumbado en la cama, relajado y tranquilo, también descansa. Cuando el insomnio sea muy acusado, el objetivo prioritario, antes que conciliar el sueño, será poder estar en la cama con sensación de relajación.
  • Si se está más de media hora en la cama dando vueltas, es mejor levantarse e irse a un sillón, para esperar tranquilamente a que llegue el sueño leyendo o escuchando música relajante. En cuanto aparezca otra vez el sueño, hay que volver a la cama.

Los sueños durante el duelo

Otro factor importante de atención al descanso en el duelo son los sueños que se tienen y recuerdan durante este proceso. Para muchos dolientes es muy importante darle un significado a los sueños que tienen, especialmente cuando hacen referencia al ser querido que ya no está, o bien éste aparece en ellos. Esto se manifiesta en emociones que van desde la angustia por no soñar con el fallecido, hasta la búsqueda de posibles señales en el simbolismo onírico. Hay personas que viven con alegría el hecho de soñar con el fallecido.

También es habitual que los dolientes que se encuentran en pleno proceso de aceptación de la pérdida relaten sueños en los que aparece el fallecido. A menudo el sueño resulta ser un mecanismo de nuestra mente que nos lleva a la realidad. Al despertar, el doliente se encuentra con la ausencia del ser querido y, de alguna manera, esto le invita a tomar conciencia de la realidad y a aceptarla como es ahora.

El papel del sueño en la terapia de duelo

Desde nuestro punto de vista, los sueños no tienen un simbolismo fijo en sus elementos, pero sí se puede trabajar terapéuticamente el significado que le da el doliente, a partir de la importancia que le da al hecho de soñar con el fallecido y de lo que ocurre en dicho sueño. Observando los esquemas que tiene la persona del duelo, el significado que da a lo soñado, la tarea en la que se encuentra y las sensaciones con las que se despierta tras el sueño… recogemos un material importante para elaborar junto al doliente, siempre desde el no juicio y el respeto hacia lo que experimenta cada persona.

Todas estas claves pretenden servir de orientación a las personas que han sufrido la pérdida de un ser querido o intentan ayudar a una persona doliente de su entorno. Para saber más o para solicitar ayuda psicológica gratuita, no dude en consultar nuestra página web:

   www. fundacionmlc.org

11 comentarios para “Trastornos de sueño durante el duelo”

  1. gloria Cristina Varela

    Hace dos semanas que perdí a mi mamá. Fue todo tan de repente que me cuesta asimilar su partida, no puedo conciliar el sueño y me está afectando mentalmente porque estoy muy angustiada, sin ánimo, lo único que hago es llorar toda la noche, si alguien pudiera ayudarme le estaré muy agradecida desde ya, saludos.

    • FMLC

      Querida Gloria,

      Entiendo que, al haber pasado tan poco tiempo, estés impactada. Uno de los síntomas normales del duelo es el insomnio y, en los primeros momentos tras una pérdida, resulta especialmente importante atender el descanso, la higiene y la alimentación. Por eso, quizás lo mejor que puedes hacer es ponerte en contacto con tu médico de cabecera, para que pueda recetarte algo que te permita conciliar el sueño y descansar.
      El duelo es el proceso normal que sigue a la pérdida de un ser querido y es normal que durante las primeras semanas tengas síntomas físicos relacionados con la pérdida de tu madre. Estate atenta a ellos para poder manejarlos de la mejor manera posible.

      Espero que este consejo te sirva en estos primeros momentos. Si necesitas alguna otra aclaración, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

      Un abrazo y buena suerte,

      Sara Losantos
      Responsable del área de Psicología duelo FMLC

  2. Myriam

    A mi me ha ayudado mucho para conciliar el sueño tomar melatonina, es natural y no provocan adicion, me las recomendó mi psiquiatra

  3. GRACIEIA

    HOLA HACE 4 MESES FAIIECIO MI UNICA HIJA Y DUERMO MAXIMO 4 HORAS COORRIDAS…QUIERO DORMIR MAS Y NO PUEDO , Y ESO QUE ESTOY CANSADA… QUE PUEDO HACER MI CABEZA NO PARA!

    • FMLC

      Estimada Graciela,
      Hace poquito que sufriste tu pérdida, por lo que es normal que tu mente esté en pleno funcionamiento y te sea difícil conciliar el sueño o dormir profundamente.
      Se me ocurren unas cuantas recomendaciones que quizá te puedan ayudar. Por un lado, organiza una pequeña rutina diaria tras la cena: mira a ver si es posible reservar un rato para buscar un poco de tranquilidad; si te puedes concentrar en la lectura, lee un rato; el agua relaja, igual puedes darte un baño o una ducha, tomar alguna infusión calmante… Hay alimentos que, por sus componentes, ayudan a conciliar el sueño; es preferible que las cenas no sean muy pesadas. Vete a la cama cuando tengas sueño y, si pasa más de media hora sin dormir, levántate y ve a otra parte de la casa donde puedas estar sentada, respirando, intentando relajarte… y cuando vuelva la sensación de sueño, vuelve a la cama. Es importante no estar en la cama dando vueltas mucho rato, eso nos pone aun más nerviosos. Es preferible levantarnos y, cuando vuelva el sueño, volver otra vez a la cama. Intenta también mantener una rutina de horas que sea siempre igual para meterte a dormir y para levantarte. El orden de horarios facilita el sueño.
      Quizá también podría ayudarte poder hablar con alguien de todo lo que estas sintiendo y pensando, o escribirlo a modo de diario, de tal manera que todo lo que sientes con respecto a la pérdida de tu hija pueda ser expresado y atendido y, quizá así, te vaya siendo más fácil dormir poco a poco.

      Un fuerte abrazo.

      Pilar Pastor
      Psicóloga FMLC

  4. Patricia

    Gracias a Dios por haber encontrado a esta fundación.Desde que mi hija fallecio por suicidio, mi vida cambio, físicamente siempre estoy cansada y es muy difícil conciliar el sueño, Me siento muy triste y deprimida

    • FMLC

      Querida Patricia:

      Todo proceso de duelo es doloroso, pero el suicidio de un hijo es especialmente duro. Por un lado, te recomendaría que, aunque no te apetezca nada, te cuides mucho en los aspectos más básicos, como la comida, el descanso, las rutinas… Por otro lado, te envío mi ánimo para que aceptes el dolor que indudablemente va a venir. No puede ser de otra manera, el dolor viene cuando fallece alguien que queremos, es la manera de expresar la herida que nos deja y también la forma de sanarla. Valora también si estaría bien solicitar algún tipo de ayuda profesional. Te animo a que expreses cómo te sientes a tus familiares o amistades más allegados, ponerle palabras al dolor ayuda.

      Ánimo para el camino, un abrazo.

      Pilar Pastor
      Psicóloga FMLC

  5. Sonia

    Yo perdí a mi madre hace más o menos 2 años y todo el sistema de familia cambio, mis hermanas y mi padre. Todos nos hemos enfermado, con situaciones dificiles. Yo que he sido como el árbol fuerte de todos ellos, me he sentido mal últimamente, tanto que en mi trabajo siento que lo he descuidado.

    • FMLC

      Querida Sonia:

      Has tenido que hacer un esfuerzo inmenso para tratar de aportar seguridad y protección a tu familia y eso te está pasando factura. Incluso las personas más fuertes experimentan dolor ante la pérdida de un ser querido, eso es normal, lo raro sería que no lo sintieras. El tiempo que la familia, como sistema, tarda en adaptarse a la pérdida varía de una familia a otra, ya que esto implica repartirse los roles que antes asumía la persona fallecida. Parece que estás exigiéndote a ti misma ser el soporte de toda la familia, que te has responsabilizado del bienestar de todos sus miembros y, probablemente, eso esté bloqueando la expresión emocional de lo que tú sientes ante la muerte de tu madre. Tal vez necesites encontrar un lugar en el que poder desahogarte, en el que poder expresarte, para así poder drenar todo el dolor que sientes y comenzar a sentirte mejor, pero ten paciencia porque no se puede imprimir al duelo el ritmo que nosotros queremos.

      Te deseamos mucha suerte. Un abrazo,

      Sara Losantos
      Psicóloga FMLC

  6. Ester

    Hace dos meses mi novio perdió a mas. Que un tío era como su padre y el es muy fuerte pero al llegar la noche no puede dormir me preocupa que al estar solo no descanse solo pensando extrañándolo de niño perdió a su padre también han sido episodios que ha superado solo

    • FMLC

      Querida Ester:
      Seguramente no te equivoques y tu novio sea muy fuerte, la mayoría de las personas pasan los duelos sin ayuda, sólo un 10% necesita de atención. Al principio es normal no dormir, llorar, cambiar de humor y pensar en la persona fallecida. Si tu novio no consigue descansar, y sigue así un tiempo, se puede consultar a un profesional que le ayude a conciliar el sueño mediante un tratamiento y a atravesar el duelo si lo necesita.
      Un saludo,

      Patricia Díaz
      Psicóloga FMLC