Factores que bloquean el proceso de duelo

Sara Losantos, psicóloga de FMLC

 

© MalagónNormalmente, en los artículos de este blog abordamos estrategias para elaborar adecuadamente el duelo, o comentamos las últimas novedades de diagnóstico o tratamiento de este proceso a nivel clínico. Hemos llegado a comentar casos clínicos e incluso a recomendar películas que transmiten mensajes valiosos sobre la superación del duelo.

Sin embargo en esta ocasión hemos querido dar a este artículo un sentido distinto. Existe una única razón para hacerlo, que justifica suficientemente el cambio de perspectiva: es más sencillo resolver un duelo que complicarlo.

El duelo como proceso natural

Lo más común es que el duelo se resuelva de una forma casi espontánea o, al menos, intuitiva. El ser humano es extraordinariamente fuerte y está capacitado biológicamente para superar la pérdida de un ser querido. No conocemos los límites del ser humano hasta que los ponemos a prueba. De hecho, como hemos comentado en anteriores artículos, las cifras al respecto no mienten.

La Organización Mundial de la Salud estima que alrededor de un 90% de las personas que experimentan la pérdida de un ser querido atraviesa un duelo sano. Esto quiere decir que sentirán dolor, por supuesto, pero que lo superarán sin necesitar ningún tipo de intervención profesional. Con estos datos, es fácil llegar a la conclusión de que casi no se necesitan normas para elaborar un duelo, pero sí viene bien saber qué comportamientos contribuyen a dificultarlo.

Cómo bloquear el proceso de duelo

  • -No hablar de ello. Una vez que se produzca la muerte trata de no pensar en ello, de no comentárselo a nadie, guárdatelo para ti, de otro modo la emoción podría seguir el curso normal de las emociones, igual que un río: fluir y perder toda su potencia.
  • -Cuando sientas dolor trata de distraerte. Sal a la calle, vete al cine, trata de no sentir, esquivar la emoción es fácil hoy en día. Mucha gente aplaudirá este comportamiento y lo fomentará felicitándote por ser tan fuerte y tan valiente. Encontrarás a mucha gente dispuesta a animarte cuando estés triste, pero a pocos dispuestos a escuchar tu dolor.
  • -Deja que el tiempo pase y contempla el proceso desde fuera. Abandónate a la sensación de que no puedes hacer nada, esto contribuirá a prolongar el dolor en el tiempo.
  • -No pidas lo que necesites, espera a que los demás te den lo que ellos crean conveniente. Cuando pides lo que necesitas, te abres al entorno y tomas de él lo que necesitas y esto de alguna manera revierte en una sensación de apoyo y alivio, así que, si lo que quieres es perpetuar o cronificar el duelo, es mejor que dejes que los demás adivinen de alguna manera lo que necesitas.

Este post, escrito en un tono crítico, es un canto a la fortaleza del ser humano, a la esperanza de que el proceso se resuelva de forma sana pero, sobre todo, es un grito que clama que el duelo tenga su espacio en nuestra sociedad, en nuestro entorno, dentro de nuestras vidas, como forma inequívoca de permitir y favorecer la resolución del duelo.

Todas estas claves pretenden servir de orientación a las personas que han sufrido la pérdida de un ser querido o intentan ayudar a una persona doliente de su entorno. Para saber más o para solicitar ayuda psicológica gratuita, no dude en consultar nuestra página web:

   www. fundacionmlc.org

 

Los comentarios están bloqueados.