El duelo en la vejez: características y dificultades

Pilar Pastor, psicóloga de FMLC

 

FMLCHoy en día, la esperanza de vida cada vez se alarga más. Esto tiene como consecuencia que, a menudo, personas de muy avanzada edad deben afrontar procesos de duelo por el fallecimiento de su cónyuge -con el que quizá han llegado a convivir durante más de 50 años- o incluso de sus hijos o nietos.

La experiencia de la pérdida tiene características propias según la etapa vital en la que se presenta. En el artículo de hoy profundizaremos en los determinantes que influyen en el duelo que tiene lugar durante la vejez.

Superar el duelo en la tercera edad

En contra de algunas creencias socialmente extendidas, la mayoría de los ancianos son capaces de ajustarse al duelo y adaptarse a la viudez. En general, las personas de edad avanzada han tenido que afrontar múltiples pérdidas a lo largo de su vida y eso puede ayudarles a afrontar duelos posteriores.

El bagaje vital acumulado, repleto de experiencias, aporta una forma de ser y de estar frente a la vida que será determinante en la manera de afrontar y elaborar una crisis tan profunda como es el duelo. Por este motivo, la forma en que una persona mayor ha ido afrontando los diferentes retos de su vida será el factor que le predisponga hacia la resolución satisfactoria del duelo sin necesidad de ayuda, o bien hacia una complicación del mismo.

El duelo complicado en la vejez

A través de nuestra práctica clínica, observamos que el duelo complicado en los ancianos a menudo se da tras el fallecimiento del cónyuge. Esta pérdida puede suponer en muchos casos el abandono de la ilusión de futuro, de vida y de proyecto. Cuando el duelo se complica en ancianos, es frecuente que se instale la tristeza constante, la ansiedad… reforzando aún más esa sensación de desorientación vital y de descontrol.

Generalmente este duelo se alarga mucho en el tiempo y se manifiestan ideas rígidas acerca de la muerte, del futuro, de la vida en general, de la poca capacidad para afrontarlo. Suelen aparecer sentimientos de culpa por continuar viviendo, especialmente si el fallecido es un nieto joven o un hijo. Pero, incluso cuando es el cónyuge el que fallece, la culpa suele aparecer, aumentando el dolor. Además, el anciano en duelo se enfrenta a la sensación de soledad y de inseguridad.

La atención terapéutica del duelo complicado

A las generaciones de nuestros abuelos se les inculcó la no expresión de las emociones como rasgo de fortaleza, así como no pedir ayuda y mucho menos a acudir a un psicólogo. Sin embargo, el hecho de intentar mantener las emociones que conlleva el duelo bajo control constante complica su elaboración.

En lo relativo al tratamiento del duelo en personas mayores, es importante localizar dónde hay un bloqueo, en qué tarea del duelo se ha quedado estancado el paciente. Además, resulta fundamental fijar junto al doliente un objetivo realista y acorde con la persona. No se puede forzar al paciente a conseguir metas cuando decide que ése es su camino.

El duelo se puede elaborar, pero debemos atender y respetar cada caso individual y marcar los objetivos terapéuticos dentro del marco de referencia de la persona que atendemos, olvidándonos de las generalidades o de los supuestos.

Evitar la sobreprotección del anciano

En general suele darse una tendencia a infantilizar al anciano y, por lo tanto, a subestimar las capacidades y recursos internos con los que puede afrontar la elaboración de su duelo y adaptarse a la viudez. Desde esta visión de la persona mayor, el entorno puede actuar sobreprotegiendo a la persona y, así, bloquear su proceso al negarle la oportunidad de poner en marcha sus recursos.

Otra idea errónea que está extendida socialmente -y que puede contribuir a complicar el proceso- es que las personas mayores no superan los duelos. Esta idea deja a la persona indefensa y paralizada frente al proceso.

Todas estas claves pretenden servir de orientación a las personas que han sufrido la pérdida de un ser querido o intentan ayudar a una persona doliente de su entorno. Para saber más o para solicitar ayuda gratuita, no dude en consultar nuestra página web:

www. fundacionmlc.org

 

Los comentarios están bloqueados.