El duelo de los personajes famosos

Sara Losantos, psicóloga de FMLC

 

La fama otorga reconocimiento a una virtud, a un mérito, a una trayectoria profesional o a un estatus. Cuando hablamos de fama, hablamos de la que obtienen determinados personajes conocidos, pero también de quienes son célebres desde la cuna. Sea como sea, todos ellos comparten las mieles del éxito y la exposición al público, a veces cruel, que puede alabarte o vapulearte con o sin justificación.

En los últimos meses hemos podido escuchar diversas declaraciones de personajes famosos hablando de sus procesos de duelo. Quizás el caso más reciente sea el del príncipe Enrique de Inglaterra, que explicó cómo le afectó la muerte de su madre, la princesa Diana de Gales, cuando tan sólo tenía doce años.

El duelo por la muerte de Lady Di

La forma en que el príncipe Harry quiso difundir su testimonio fue a través de un documental que lleva por título “El príncipe Harry en África”, que fue retransmitido por ITV en Reino Unido y está también disponible en Youtube.

En este documental, el príncipe británico habla por primera vez de su labor social en África y admite que trabaja sin descanso y dedica todos sus esfuerzos a completar las labores que su madre dejó sin terminar para que ésta se sienta orgulloso de él. En un diálogo cercano, habla abiertamente de lo duro que fue para él perder a su madre y lo hace cuando ya ha cumplido 32 años.

El testimonio público del duelo

La importancia de este testimonio y otros similares radica en varios factores:

  • 1. Es una forma de dar visibilidad al duelo y facilita abrir un diálogo sobre la pérdida.
  • 2. Permite a otras personas identificarse con su caso. A veces resulta más sencillo hablar de otros que de nosotros mismos. En ese sentido, las declaraciones de un famoso pueden servir de excusa para abordar cómo vive cada uno su duelo o para atreverse a sacar el tema sin más y, a partir de ahí, desahogarse.
  • 3. Sirve para tomar como modelo y para normalizar determinadas reacciones. El testimonio en primera persona del príncipe Enrique es un ejercicio de valentía pública. No resulta fácil transitar el camino del duelo, mucho menos cuando eres famoso y todo lo que haces puede ser, y probablemente será, analizado con lupa. No es sencillo exponerse mediáticamente para que otros comenten, con mayor o menor delicadeza, temas tan personales.

Los efectos de un duelo “público”

En el caso de los duelos “mediáticos”, el doliente pierde la intimidad: sus actos, sus reacciones, son comentadas y analizadas en público. La “agenda” del dolor deja de estar bajo su control y es el público quien la maneja. Esto puede intensificar el dolor, dado que el proceso sigue abierto hasta que los comentarios se agoten.

Al tiempo que esto sucede, también puede suceder que la persona expuesta mediáticamente perciba el apoyo y el calor de las personas que lo admiran. Este hecho sirve a menudo de alivio y consuelo al personaje público en duelo. Son la cara y la cruz del mismo proceso.

Estas claves pretenden servir de orientación a las personas que han sufrido la pérdida de un ser querido o intentan ayudar a una persona doliente de su entorno. Para saber más o para solicitar ayuda psicológica gratuita, no dudes en consultar nuestra página web:

   www. fundacionmlc.org

Los comentarios están bloqueados.