El proceso de duelo en la pareja

Pilar Pastor, psicóloga de FMLC

 

© MalagónEl duelo es un proceso en parte interno y en parte compartido: interno, porque implica un proceso de introspección, de revisión y reconstrucción, guiado por el dolor; y compartido, porque como seres sociales que somos, vivimos en familia, en comunidad, etc.

Lo que vivimos afecta a nuestro entorno y, al mismo tiempo, la manera en que lo vivimos está mediada por nuestro círculo más cercano y por nuestra cultura.

El duelo dentro de la pareja

Cuando tiene lugar una pérdida en la familia, sus miembros inevitablemente inician su proceso de duelo, cada uno diferente, a su manera y con sus peculiaridades. En el ámbito de la pareja, se establecen las mismas diferencias individuales, con la dificultad añadida de que hay que manejar este proceso con la dinámica previa de la pareja y con la carga añadida que suele depositarse en los momentos de dolor.

El duelo por la muerte de un hijo es la primera de las pérdidas que nos viene a la mente cuando pensamos en el duelo conjunto que vive la pareja, pero la muerte de algún familiar cercano o de amigos también desencadena el duelo y, por tanto, el proceso compartido.

Aceptar las diferencias en la vivencia del duelo

A menudo somos testigos de cómo dos personas que ven una misma escena pueden interpretarla de diferente manera e, incluso, pueden explicarla de forma tan dispar que, a veces, parece que han visto escenas distintas.

Con el duelo y la pareja ocurre lo mismo: puede que ambos hayan perdido a un hijo, pero la forma de asumirlo, expresarlo y vivirlo va a ser distinta, puesto que son personas distintas. Y ahí está el reto de la pareja que experimenta una pérdida: en saber entender que el duelo del otro, su forma de expresarlo y vivirlo, es tan válido como el propio.

Claves para superar el duelo en la pareja

En el duelo en pareja hay dos ingredientes fundamentales: la claridad y la paciencia. Es muy común que en estas circunstancias se atribuyan a la pareja suposiciones, pensamientos, suspicacias… que se asumen como ciertas sin confrontarlas primero, pudiendo ser reales algunas veces, pero otras, no.

Poner claridad en los sentimientos de uno y otro va a potenciar la empatía entre los dos. Es la manera que tiene la pareja de ajustarse, de poder ver cómo poder ayudarse entre ellos y, también, de comprobar qué expectativas de uno y otro no pueden o no van a cumplir.

Conflictos del duelo en pareja

Cuando escuchamos al otro y le atendemos con cariño y la mente abierta, podemos comprender lo que le ocurre, cómo lo está asumiendo y cómo está siendo su proceso, siempre diferente al camino propio. Por tanto, habrá puntos de encuentro y puntos de divergencia. Las necesidades de cada uno serán diferentes, puesto que cada uno va a vivir el duelo a su manera y con sus propias peculiaridades.

En esta situación, será normal que la pareja atraviese por momentos de mayor tensión, en los que el conflicto y la irritabilidad estarán presentes, puesto que hay muchos cambios, dolor, experiencias vividas… hay que tener en cuenta que la vida ha cambiado y eso se refleja en la pareja. Tanto uno como otro tendrán la mayor parte de su energía centrada en su propio proceso.

El duelo y la crisis de pareja

El duelo constituye una crisis, en el sentido de que implica un replanteamiento a muchos niveles. Tras una pérdida importante, la visión del mundo, de uno mismo, se revisa y, en ocasiones, se transforma. En este proceso de reconstrucción puede surgir el desequilibrio entre los dos, ya que es posible que cada uno atraviese distintos niveles de desarrollo y de cambio, y que estos lleguen a ser incompatibles.

La manera en que los dos vayan afrontando el proceso y cómo lo vayan resolviendo determinará la unión y el crecimiento de la pareja, o su distanciamiento. Para poder atravesar juntos este camino, es importante tener claro que lo que está en la base es el amor. Desde el amor se conecta con la comprensión, la empatía, la paciencia y el respeto.

Todas estas claves pretenden servir de orientación a las personas que han sufrido la pérdida de un ser querido o intentan ayudar a una persona doliente de su entorno. Para saber más o para solicitar ayuda psicológica gratuita, no dude en consultar nuestra página web:

   www. fundacionmlc.org

Los comentarios están bloqueados.