Superar la pérdida: Aspectos claves del duelo (I)

Sara Losantos, psicóloga de FMLC

 

© MalagónA lo largo de nuestra experiencia profesional, hemos ido descubriendo diversos aspectos que se repiten en los procesos de duelo. Aunque es verdad que cada duelo es único, también es cierto que algunos aspectos se repiten y hay herramientas o habilidades que funcionan en muchos pacientes diferentes.

Son claves que parecen meros matices o detalles, pero que son importantes para el proceso de duelo en su conjunto. Resulta difícil percatarse de ellas cuando te encuentras en la vorágine de la práctica clínica, pero al tomar distancia se revelan como llaves del proceso y como herramientas fundamentales para favorecer la resolución del duelo.

En base a nuestra experiencia, estos son para nosotros algunos de los elementos fundamentales de una terapia de duelo:

En el duelo no hay que dar nada por sentado

A veces, en el transcurso de una terapia, las palabras se convierten en “lugares comunes” y damos por sentado que las palabras tienen el mismo significado para distintas personas, pero eso no es así. La atribución de significados de cada individuo es distinta. Expresiones como: “bien”, “mal” o “como todo el mundo” no significan nada en terapia.

Hay que bucear detrás del significado que tienen cada una de esas expresiones o esas palabras para cada uno de nuestros pacientes, porque en el significado reside la esencia del proceso. Por eso hay que hacerles preguntas como: “¿Qué significa para ti estar mejor o estar peor?”, “¿En qué consiste esa mejoría o ese empeoramiento?”, “Cuando dices, como le pasa a todo el mundo… ¿A qué te refieres?”.

En terapia, sólo podemos trabajar lo que es concreto, la vivencia de cada uno, las sensaciones… no lo que es abstracto y sólo reside en el mundo de las ideas.

Legitimar todo lo que una persona siente tras perder a un ser querido

Casi todas las emociones del duelo obedecen a procesos sanos, por eso cualquier intento de bloquear, aplazar o controlar esas emociones únicamente consigue generar en el doliente la sensación de que no lo está haciendo correctamente.

Las emociones tienen un comportamiento paradójico: cuando nos acercamos a ellas se deshacen y, cuando nos alejamos, crecen o se intensifican. Por eso cualquier intento de de frenarlas lo que hace es exacerbarlas. Hay que ser paciente con respecto a las emociones porque, aunque es verdad que acaban diluyéndose, eso lleva tiempo; no se puede forzar el ritmo del proceso de duelo.

La importancia del entorno en el duelo

El proceso de duelo se da en sociedad, es extraño conocer a alguien que no pertenezca a algún grupo, por lo que es habitual que el duelo también se resuelva dentro de un entorno, de un grupo, un vecindario.

De algún modo, sin proponérnoslo, todos somos agentes del mismo proceso. Algunos lo somos de manera profesional y otros, de una manera más espontánea, pero todos desempeñamos un papel en el duelo de cualquier persona cercana que haya perdido a un ser querido. De ahí la necesidad de difundir estas claves: porque en algún momento todos podemos influir en el nivel de sufrimiento de otra persona y servir de ayuda.

Todas estas reflexiones se basan en la experiencia profesional de nuestros psicólogos con pacientes en duelo y en los comentarios recibidos en este blog durante los últimos años. Estas claves pretenden servir de orientación a las personas que han sufrido la pérdida de un ser querido o intentan ayudar a una persona doliente de su entorno. Para saber más o para solicitar ayuda psicológica gratuita, no dude en consultar nuestra página web:

   www. fundacionmlc.org

Los comentarios están bloqueados.