El duelo en adolescentes: Cuando se muere el amigo de mi hijo

Patricia Díaz, psicóloga infanto-juvenil de FMLC

 

© Malagón

Es muy frecuente que durante la adolescencia se produzcan fallecimientos significativos en el entorno del menor. Hace unas semanas hablábamos de cómo atender el duelo en adolescentes. Sin embargo, hay una pérdida que marca un antes y un después en la vida de un adolescente: la pérdida de uno de sus mejores amigos.

Los adolescentes son seres sociales. El grupo de amigos es uno de los pilares más importantes para su desarrollo, las opiniones de los amigos “van a Misa”, todos tienen unos gustos parecidos, un estilo similar, comparten confidencias, etc. Dentro del grupo de amigos siempre hay alguno que destaca por intimidad, al que normalmente el menor se siente muy unido, es con quien más confidencias comparte y a quien busca para pedir opinión.

Qué supone la pérdida de un amigo para un adolescente

Hoy en día una amistad íntima entre adolescentes implica que pasan horas chateando por whatsapp, hablan por Facebook y Tuenti, y se etiquetan en todas las fotos porque comparten planes. En definitiva, los padres opinan que parecen gemelos o clones.

Así que resulta fácil imaginar lo que supone la pérdida de un amigo para un adolescente, a grandes rasgos:

  • –  Pérdida de un confidente.
  • –  Pérdida de un referente.
  • – Disminución de la comunicación con sus iguales: En muchas ocasiones su amigo era la principal comunicación, llegándole a dedicar tanto tiempo que se produce el aislamiento social con otros iguales. Los adolescentes viven por y para sus amigos
  • – Culpa por todo lo que no se le dijo, o por todo lo contrario. Ya sabemos que los adolescentes a veces tienen relaciones tortuosas, un día están bien y al otro mal, y lo mismo pasa con los amigos que un día son “lo mejor” y otro “lo peor”, así que ante una pérdida se pueden dar ambas situaciones: lo que ha quedado por decir o lo que se dijo y no se reparó… Al final, la conclusión a la que llega el adolescente es la misma: ¿Sabría mi amigo la verdad?
  • –  Sensación de injusticia. La sensación de que aún le quedaba mucho por vivir: los adolescentes, al igual que muchos adultos, perciben la muerte en términos de justa e injusta, pero la muerte es únicamente fin de vida. Es igual para todo el mundo, salvo que el momento es distinto. Se tiende a pensar que, cuanto más joven fallece una persona, más injusta la muerte, y perdemos de vista la universalidad de la muerte, una de las cuatro premisas básicas a las que hacemos referencia continuamente en nuestra guía y en muchos de nuestros artículos.
  •  Vacío existencial. Ante estas pérdidas, los adolescentes piensan que una parte de su vida ya no tiene sentido.
  • –  Pérdida de planes de futuro: es muy normal que los y las adolescentes hagan planes conjuntos de lo que van a estudiar, de vida, de viajes… Y al sufrir esa pérdida, los planes se viven como irrealizables.
  • –  Enfado: Igual que el adulto, se enfadan por la pérdida, por todo lo que ha quedado interrumpido y les afecta.
  • Ambivalencia: Son relaciones de amistad, todo el mundo les indica que ya deberían superarlo y que no deberían estar tan tristes, pero la mayoría de las veces perdemos de vista que son relaciones dependientes, y que implican más cosas de lo que los adultos nos imaginamos.
  •  Incomprensión: El resto de sus iguales que no tenía esa relación tan íntima con el fallecido, recuperan la “normalidad” en su vida antes, una vida normalmente llena de exigencias académicas, sociales, familiares… y ellos se sienten muy incomprendidos, porque no pueden compartir con nadie cómo se sienten.

Cómo ayudar a un adolescente que ha perdido a su amigo

Es muy difícil ayudar a los adolescentes en este punto, pero sí hay algunas cosas que podemos hacer o evitar. He aquí algunos ejemplos:

  • –         Demostrarles que estamos para lo que necesiten, sin agobiarles.
  • –         Intentar ponernos en su situación.
  • –         Valorar la pérdida.
  • –         No usar frases como: “Hijo, hay más amigos”.“Tampoco es para tanto”.“No se acaba el mundo”.“Tienes mucha vida por delante”.“Ya se te pasará”.
  • –         Permitirles que acudan a los homenajes y celebraciones.
  • –         Ser conscientes de que harán sus propios homenajes y celebraciones.
  • –         No apremiarles esperando una fecha para que se les pase.
  • –         Ayudarles desde el cariño a ver las actitudes que no les ayudan y a retomar la normalidad en su vida.

Recomendaciones para atender al adolescente en duelo

No hay que perder de vista que los amigos son el eje central en la vida de un adolescente, y son imprescindibles para su desarrollo, de ahí que haya que tratarlo como una pérdida muy significativa en un periodo de muchos cambios y crisis. Si tenéis preguntas, no dudéis en escribirnos o contactar con nuestro servicio gratuito de psicoterapia infanto-juvenil.

Para saber más sobre la atención del duelo en menores, podéis acudir a nuestro servicio gratuito de Psicoterapia de duelo infantil, solicitar que impartamos una charla gratuita para padres y profesores  en vuestro centro educativo (a través de este proyecto)  o descargar gratis  nuestro manual práctico “Hablemos de Duelo”, que ofrece pautas para ayudar a los adultos a hablar de la muerte con los niños y da claves sobre cómo viven el duelo los menores según su edad.

También incluye un apartado sobre cómo atender el duelo en el colegio y cómo ayudar a afrontar el duelo a las personas con discapacidad intelectual. La guía está disponible gratuitamente para su descarga en nuestra página web:

www.fundacionmlc.org.

7 comentarios para “El duelo en adolescentes: Cuando se muere el amigo de mi hijo”

  1. Manejo del Duelo

    Interesante tema para que los padres también sepan qué le sucede a su hijo y cómo pueden acompañarlo.

  2. Begoña

    Muy interesante el artículo, sobre todo si tenemos en cuenta que en la adolescencia la amistad es una de las relaciones más importantes. ¡Gracias!

  3. Alina Saumench

    Gracias por compartir, lo usare con mis alumnos en buenos AIRES

  4. haide hernandez

    gracias mi hijo acaba de perder a su gran amigo a el y ami nos serviran sus consejos

  5. Samanta

    Tengo una amiga que perdió el marido y quedo con tres hijos de 11 a 15. Saben de algún lugar que pueda ayudar a esos chicos con el duelo?

    • FMLC

      Estimada Samanta:

      Si tu amiga vive en Madrid, tanto ella como sus hijos pueden acudir a nuestro servicio de psicoterapia gratuito. Si vive en otra provincia o país, tal vez aquí pueda encontrar algún recurso de ayuda en duelo: http://tanatologia.org/seit/gruposapoyo.html

      Un saludo,

      Equipo FMLC