5 cosas que no debes decir jamás a una persona en duelo

Sara Losantos, psicóloga de FMLC

 

© MalagónDurante años hemos trabajado ofreciendo terapia a personas en duelo y esto nos ha permitido conocer de primera mano qué expresiones, comentarios o reflexiones sirven de consuelo en los primeros momentos del duelo y cuáles generan desasosiego o simplemente no consuelan en absoluto.

Si tuviéramos que quedarnos con alguna sería con las cinco siguientes:

Sé cómo te sientes

Ya hemos dicho en alguna ocasión que no existe un duelo igual a otro, por lo que resulta complicadísimo que podamos saber qué siente una persona ante una pérdida. Cada pérdida significa cosas diferentes para cada persona y eso debe hacernos deducir que esa expresión es, cuanto menos, falsa y que invita a que el doliente permanezca en silencio.

Lo que realmente parece querer decir esta frase es: “No  hace  falta que me lo cuentes, si ya lo sé yo”, cuando lo que realmente deberíamos fomentar es que la persona se exprese si lo necesita.

No te preocupes, el tiempo lo cura todo

Esa expresión favorece que el doliente permanezca en una actitud pasiva, esperando que el duelo se resuelva con el mero paso del tiempo. El duelo exige una gran implicación de parte del doliente, exige tomar decisiones como si ir o no a terapia, si recoger o no las cosas de la persona que ha fallecido, si pedir ayuda o no…

Esas decisiones son las que van a determinar que el duelo avance o que el duelo se detenga. Lo único que hace el tiempo es poner distancia frente a un hecho que ha supuesto un gran impacto, pero no cura nada.

Si necesitas ayuda, llámame

Esta expresión, que se dice con buena intención, es un ofrecimiento demasiado genérico y puede llegar a parecer que no existe un interés real en ayudar a la persona en duelo. Parece más real que se haga un ofrecimiento concreto o que el contacto lo iniciemos nosotros, porque si no, como el número de ofrecimientos es tan elevado, se acaban diluyendo.

No llores por él, al menos no sufrió

Este comentario pone el acento en el tipo de muerte y en cómo eso debe restar sufrimiento a sus familiares y amigos, cuando en realidad uno sufre independientemente del tipo de muerte, porque la muerte, la pérdida implica dolor. Puede sufrir más si encima la persona ha tenido un proceso de dolor no controlado o de agonía, pero que la muerte haya sido serena o tranquila no resta ni un ápice de dolor al proceso, porque es la muerte en sí la que produce dolor.

Ahora que él/ella no está tienes que ser fuerte

Este comentario parte de una falacia, que es que estar triste implica debilidad, cuando en realidad es lo normal, además bloquea la expresión normal de emociones que genera la pérdida, que no sólo son normales, sino también imprescindibles. Lo raro sería que una muerte de alguien significativo nos produjera indiferencia. Es de personas fuertes enfrentarse al dolor que produce la pérdida, aunque desgaste, aunque nos haga sufrir.

Todas estas expresiones las hemos escuchado en el ejercicio de nuestra profesión como expertas en duelo. Sin duda no agota las expresiones o comentarios que se realizan en los primeros momentos, ya sea en el cementerio o en el funeral, pero las hemos escogido de entre todas las demás porque nos parecen especialmente significativas. Sustituirlas por otras más adecuadas puede ayudar a las personas en duelo a sentirse más comprendidas o más aliviadas.

Todas estas reflexiones se basan en la experiencia profesional de nuestros psicólogos con pacientes en duelo y en los comentarios recibidos en este blog durante los últimos años. Estas claves pretenden servir de orientación a las personas que han sufrido la pérdida de un ser querido o intentan ayudar a una persona doliente de su entorno. Para saber más o para solicitar ayuda psicológica gratuita, no dude en consultar nuestra página web:

   www. fundacionmlc.org

12 comentarios para “5 cosas que no debes decir jamás a una persona en duelo”

  1. Anónimo

    Mi novio perdió a su hermana hace dos días, fue una muerte completamente inesperada, él ha asumido el papeleo y los trámites necesarios (en Venezuela suelen ser más complicados de lo necesario) y se ha mantenido muy fuerte durante el proceso, yo he estado muy pendiente de él, pero he evitado llamarlo mucho para no interrumpirlo, porque ha estado muy ocupado y me dice que mucha gente lo llama y eso le molesta un poco, así que él me contacta cuando baja un poco esa presión, quedó en informarme sobre el velorio, pero no lo hizo, así que no asistí y creo que será el mismo caso con el entierro….le he preguntado si quiere que me acerque, si quiere que le lleve comida o lo acompañe y me dice que prefiere que no, ; además de ésto, su hijo y su mamá (su ex pareja), que viven en Estados Unidos, llegaron de visita el día de ayer, así que también ha estado pendiente de ellos, me siento bastante impotente, porque siento que he sido completamente inutil, pero a la vez siento que si insisto mucho le voy a generar más presión de la que ya tiene….él me dice que él sabe que estoy pendiente y me lo agradece mucho, pero creo que prefiere que me mantenga alejada….No sé si debo seguir manteniendome al margen y darle su tiempo y espacio o si debo buscar la manera de acompañarlo físicamente, porque no quiero que sienta que soy una carga más, además creo que también siente un poco de incomodidad con que me vaya a encontrar con su hijo y con su ex, ya que no los conozco… ¿qué me recomiendan? Gracias de antemano por la ayuda

    • FMLC

      Buenas tardes:

      Por lo que nos cuentas tu novio está necesitando tiempo para sí mismo, para asuntos prácticos. Cada uno de nosotros reaccionamos de maneras distintas ante la muerte de un ser querido. Las necesidades varían de una persona a otra. De momento, tu novio ha rechazado tu ayuda y no parece querer o necesitar que le acompañes. Eso no se puede forzar. Si te dice que sabe que puede contar contigo, es mejor que no le presiones. A esto se añade además que no conoces a su ex ni a su hijo, y puede no saber cómo manejarlo. En cualquier caso, lo mejor es que le respetes y permanezcas cerca, por si en algún momento necesita tu ayuda. Entretanto cuídate tú.

      Te deseo mucha suerte, espero que mi respuesta te aclare.

      Un abrazo,

      Sara Losantos
      Psicóloga FMLC

  2. Angélica Benitez Aguilar

    Me ayuda, mucho su experiencia es una realidad tremendamente dolorosa, y con sus comentarios , en los temas que preparan mi mente va tratando de entender esta etapa que me está tocando vivir gracias saludos desde Querétaro Mex

    • FMLC

      Muchas gracias, Angélica, sentimos tu pérdida y esperamos que este blog te resulte de ayuda. Te deseamos mucha suerte en tu proceso de duelo.
      Un abrazo,

      Equipo FMLC

  3. Héctor

    Pero, entonces, qué SI hay que hacer o decir?

  4. Cristina

    Tuve un accidente trágico hace un año,murieron mi pareja y mi único hermano,quede sola,hago terapia,tratamiento psiquiátrico pero sigo muy mal,necesito ayuda,pienso en quitarme la vida,pero no tengo coraje,quede con discapacidad,gracias

    • FMLC

      Querida Cristina:

      Lo que estás viviendo es muy difícil y me cuesta encontrar palabras que puedan servirte… A veces el dolor es tan desesperante que sentimos que no nos podemos hacer cargo y se cruza este pensamiento. El dolor puede ser tan ensordecedor que una parte de nuestra mente lanza ese pensamiento en un intento de buscar salida. Es como un mecanismo: detrás de ese pensamiento que asusta estás tú, con tu dolor, y ese dolor que busca ser consolado y atendido, abrazado y llorado… Eso es lo que está buscando el dolor: una manera de canalizarse, de ser cuidado… y ahí es donde debe ir dirigida la ayuda, la tuya y de los demás, a permitir que poco a poco ese dolor salga.
      Parece que ahora toda ayuda es poca y todo apoyo se hace insuficiente, hay una parte en el duelo que es la compañía y la atención cuidadosa de los que están a tu alrededor y de los profesionales que te están atendiendo. Y otra parte de este camino se hace en soledad y es muy duro, y parece inabarcable, y necesita ir pasito a paso, con cuidado y cuidándote y a tu ritmo, escuchándote mucho, buscando que necesitas, que necesita tu proceso y que está en tu mano para ayudarte.
      Por un lado, te diría que confíes en los profesionales, en el propio proceso, en el cuidado que estás recibiendo y, aunque sé que es mucho pedir, concédete más tiempo. Hay mucho dolor que drenar y eso necesita tiempo. En el duelo es como si se nos instalara una botella interna de lágrimas y hasta que no queda vacía esa botella no quedamos consolados o aliviados. Permite que te llegue el cariño, el cuidado y la atención de los que están a tu alrededor, déjate cuidar por ti y, si tú ahora no puedes, por los demás. Eso es lo que poco a poco puede ir suavizando el dolor, el amor y el cariño de los demás y el tuyo también, aunque ahora mismo no lo sientas, o esté tan arrinconado que casi ni luzca, pero ahí está, buscando la manera de poder seguir delante, de poder vivir. Realmente han pasado tantas cosas, que un año se hace corto para poder abarcarlo.
      Te mando mucho ánimo y mucho cariño para poder ir poco a poco en este proceso,
      Un abrazo,

      Pilar Pastor
      Psicóloga FMLC

  5. Serena

    Tengo 15 años perdi a mis papas en un accidente de auto el 01/01/2015, tenia 13 años donde yo tambien estaba presente, tuve heridas, todavía no pude hacer el duelo mi comportamiento es completamente diferente a lo que era antes, tengo a gran parte de mi familia que me ayuda y atención psicológica y psiquiatría pero siento que no me alcanza, me he metido el vicios y sigo metidos en algunos, mis tíos (vivo con ellos apartir de ahora) no lo saben y estoy harta, a veces siento que mi.vida no tiene sentido y que todo es de color negro, no siento ni veo motivo para seguir viviendo y cuando leo esta pag de la algo de esperanza, que hago para dejar de sentirme así?

    • FMLC

      Estimada Serena:

      Como bien dices, tienes ayuda: recurre a ellos. Si no quieres seguir por ese camino, busca la ayuda para empezar de nuevo. No sé si la persona con la que trabajas a nivel psicológico es especialista en duelo, pero si no lo es, te aconsejo que busquéis a alguien que sí lo sea y empieces un trabajo que creo que estás reclamando. No hay un tiempo para superar el duelo, pero por lo que comentas estás reclamando elaborar el duelo y hacerte cargo de aspectos importantes en la vida.
      Sé que no vives una situación fácil, que tu vida ha dado un giro de 180 grados, pero puedes tener una vida, no igual que la que tenías antes, pero sí puedes vivir sin sentirte tan mal y sin dañarte como lo estás haciendo.
      No tengas miedo a explicar en qué andas metida, es muy normal tras una pérdida tan importante como la que has vivido.
      Si necesitas algo más, dínoslo y trataremos de aconsejarte.

      Un saludo,

      Patricia Díaz
      Psicóloga FMLC

  6. Angelica

    Hola, yo estoy viviendo un proceso de duelo fallecio mi hermano y verdaderamente siento que este dolor jamas se ira, hay días que me siento mejor y otros peor que al principio y lo peor esque nada me consuela o me hace sentir mejor, como hacer para aceptar y lidiar con su ausencia. Gracias y saludos.

    • FMLC

      Querida Angélica,
      El proceso de duelo es un proceso doloroso, el dolor es lo que lo define. Esos altibajos que sientes es lo característico y que te sientas en momentos peor que al principio es lo más habitual. Quiere decir que estás aceptando la realidad de la pérdida. Lidiar con la ausencia, la pena y la tristeza se hace a través del dolor, de llorar, de permitir que todo eso salga, de estar con los recuerdos y de tener paciencia con el proceso. El duelo es como cuando te haces una herida: por un lado hay cosas que puedes hacer para que no se infecte, como lavarla y poner yodo (en el duelo sería estar atenta a lo que te ocurre, dedicarle tiempo a tu duelo, escuchar tu necesidad: mira a ver qué necesitas, que necesita tu duelo); y, por otro lado, el propio cuerpo va haciendo su proceso de cicatrización, a su tiempo y con sus recursos (en el duelo, también el cuerpo y la mente necesitan ese tiempo para poner en marcha sus propios recursos y asimilarlo).
      Ánimo y paciencia con el camino,
      Un abrazo,

      Pilar Pastor
      Psicóloga FMLC